23 de julio de 2015

El libro de la vida


Una apuesta entre La Catrina, gobernante de la tierra de los Recordados, y Xibalba, gobernante de la tierra de los Olvidados, convierte a tres niños en objeto de una disputa de amor que determinará el destino de la humanidad.

Esa es la premisa de El Libro de la Vida, una película animada del año 2014, producida por Guillermo del Toro, dirigida por Jorge R. Gutiérrez, que cuenta con las voces en su versión original de Diego Luna, Zoe Saldaña, Channing Tatum, Eugenio Derbez, Dani Trejo, entre otras estrellas. 

El triángulo amoroso entre Manolo, Joaquín y María sirve de excusa para narrar una historia entrañable, mágica, divertida que no solo cautiva el corazón de los niños, con sus excepcionales gráficos, sino que conquista la atención de los adultos, gracias a que dilucida una de las tradiciones más ricas de la cultura mexicana: el día de los Muertos.

Un entramado que lleva al espectador a descubrir los mundos que están más allá de lo evidente, dejando un mensaje enternecedor y demostrando que la eterna dualidad entre el bien y el mal, de la que están hechos todos los seres humanos, no se limita a los extremos, nada es totalmente negro o totalmente blanco, sino que, ante todo, la existencia depende de los matices, de la escala de grises.

Para destacar, el guión inteligente, la moraleja sobre el heroísmo y el valor, las escenas de acción, los breves, pero muy graciosos apuntes, y una riquísima banda sonora, que trae un ramillete de excelentes canciones ya conocidas pero en renovadas versiones.

Son 135 minutos para disfrutar, que demuestran que las mejores películas animadas no se deben limitar al chiste fácil, a la secuencia tonta, sino que deben trascender dejando un mensaje tierno, ya sea sobre el amor, la vida o, incluso, la muerte.