8 de noviembre de 2016

El Especialista Resurrección, un cliché más


El Especialista Resurrección es una película de acción con todos los clichés del género: un héroe indestructible, una damisela en peligro, un villano en busca de venganza, explosiones, buenas coreografías de peleas, violencia, más explosiones, mucha sangre y una misión casi imposible en la que se debe luchar contra el tiempo.
 
Arthur Bischop (Jason Statham) un asesino a sueldo que se especializa en matar haciendo que, ante a los ojos de los demás, su trabajo parezca un accidente. Al negarse a realizar tres asesinatos más, su nueva novia (Jessica Alba) es secuestrada, razón por la que se ve obligado a cumplir con el trabajo.

Una trama elemental para una película de diálogos insulsos, actuaciones vacías, efectos visuales mediocres, personajes mal construidos, acciones injustificadas y pobres giros argumentales.

No obstante, a pesar de todo ello, la cinta es entretenida, se puede disfrutar porque ella misma no se toma en serio. No tiene falsas pretensiones; desde la primera secuencia hay violencia sin sentido y acción por doquier. El espectador que vaya a la sala de cine buscando algo más, perderá su tiempo y su dinero, en cambio, los amantes del género la pasarán muy bien.

En cuanto a que es una secuela, no se siente como tal, porque no existe una conexión con su predecesora de 2011, la personalidad del especialista es totalmente diferente del personaje de hace 5 años.

Como mención especial el papel interpretado por Tommy Lee Jones parece más un cameo, un elemento insertado a la fuerza en la trama para provocar un giro inesperado, que al final de cuentas no sorprende.

Un punto muy débil del filme es la relación sentimental entre los protagonistas. Se siente muy postiza  e inexpresiva, en la escena de intimidad se nota la incomodidad y la falta de química entre los personajes. Por otro lado, un aspecto positivo es como el director logra retratar de manera especial varios lugares del planeta, en la pantalla grande se pueden apreciar y disfrutar las playas de Río y los rascacielos de Sydney.


El Especialista Resurrección, 99 minutos de acción pura y nada más.