26 de febrero de 2017

La Llegada


Si no existiera La la land y si la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas no fuera renuente a premiar películas de ciencia ficción, La Llegada hubiese sido una de las grandes competidoras por la estatuilla a Mejor Película. La imponente actuación de Amy Adams, la siempre completa dirección de Denis Villeneuve y un guion con un argumento muy original consigue entregarnos la mejor película del género de los últimos 20 años y quizás, una de las destacadas de toda la historia del séptimo arte.

Se trata de un relato complejo, profundo y circular que nos plantea la incapacidad de la raza humana de comunicarse con una especie extraterrestre que se ha instalado en doce puntos diferentes de La Tierra, provocando una paranoia colectiva.

A través de la mirada de la doctora Louise Banks, una de las más connotadas lingüistas del planeta, aprendemos qué tan mezquinos podemos llegar a ser, por el miedo que evidenciamos ante lo desconocido.

Pero más allá de los intrincados caminos del lenguaje, lo más original es la paradoja que se le plantea a la protagonista, una paradoja de tiempo, pero también en la que está sujeta la felicidad plena y la tristeza profunda.

La Llegada es una cinta que se debe apreciar varias veces, pues tiene muchos elementos que aportar; su línea narrativa es atemporal y los cuestionamientos que lanza seguirán ahí dentro de muchos años.