Ir al contenido principal

Knock out: Marie Antoinette vs The Beguiled


Marie Antoinette, de 2006, y The Beguiled, estrenada recientemente en Colombia, son dos películas que tienen mucho en común: son ambientadas en el pasado, la primera en Francia en el siglo XVIII, y la segunda en Estados Unidos en el siglo XIX, la actriz Kirsten Dunst hace parte de sus repartos, y ambas historias son narradas desde la mirada de sus mujeres protagonistas, bajo la batuta de su directora Sofia Coppola. 

Golpe 1

Marie Antoinette:

La música es el elemento que saca a esta película del estándar de cintas históricas, otorgándole vigencia a la realidad que cuenta y generando mayor empatía entre el público y su personaje principal, pues la mezcla entre canciones populares del new wave y el post punk británico con el guión, que es cercano a la intimidad de su protagonista, le da el toque humano que le hace falta a algunos retratos de la realeza.

The Beguiled:

Un reparto pequeño, pero compuesto por importantes actores como Nicole Kidman, Colin Farrell, Kirsten Dunst y Elle Fanning, es suficiente para generar emociones en el público con su construcción de los personajes. Además de este buen nivel, su mera presencia genera un gran atractivo en el público que busque ver una película dramática. 


Golpe 2

Marie Antoinette:

El esfuerzo de la producción por recrear el vestuario de la época fue recompensado con un Premio de la Academia para Milena Canonero, la diseñadora que estuvo detrás de todo el despliegue de elegancia en la cinta. Los trajes, peinados y accesorios de estética barroca son un ejemplo de la cultura superficial de sus personajes, quienes buscaban siempre ostentar su riqueza. 

The Beguiled:

A pesar de que habla de guerra, de silencio y clandestinidad, Sofia Coppola consigue presentar esta historia con gracia. La coquetería sutil de las jóvenes que se encuentran por primera vez cerca de un hombre como el cabo McBurney, y la seducción tímida de sus maestras le dan unos momentos muy entretenidos al público, que se disfrutan, nuevamente, por lo cercano de las situaciones a la realidad. 



Golpe 3

Marie Antoinette:

El Palacio de Versalles. La directora y su equipo de producción tuvieron acceso a esta épica locación que además de tener toda la estética de la época, es el mismo lugar en el que la reina austriaca pasó sus cortos años de reinado, antes de ser ejecutada en 1793. Ningún otro escenario habría sido el apropiado, y esta fue una verdadera hazaña para acercar al público a la realidad.

The Beguiled:

Con luces que se cuelan entre las hojas de los árboles, tonalidades que llegan a darle un toque de fantasía a los exteriores, y claroscuros que aumentan el suspenso dentro de la casa, el diseño de fotografía genera muchas emociones que se contrastan con la trama y fortalecen el mensaje de cada situación de la película.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La asistente

El escándalo estalló en octubre de 2017, más de 80 mujeres señalaron a Harvey Weinstein, uno de los hombres más influyentes de Hollywood, de haberlas acosado, agredido o violado sexualmente.  Durante 3 décadas, Weinstein solía aprovecharse de su posición dominante en las productoras Miramax o The Weinstein Company para invitar a jóvenes actrices o modelos a una habitación de hotel u oficina con el pretexto de discutir de posibles papeles en nuevas películas, pero les exigía masajes o relaciones sexuales para darle un impulso a sus carreras, cabe anotar que las mujeres que se negaron desaparecieron del radar de las nuevas producciones.  Luego de que varios de los medios de comunicación más importantes en Estados Unidos dieran a conocer los hechos, Weinstein fue despedido de su propia compañía, aunque toda la industria conocía de sus prácticas desde hacía mucho tiempo, incluso antes de que salieran a la luz pública.  Gracias a las mujeres que se atrevieron a denunciar, en todo el mundo o

La reivindicación de la lucha

Por Camila Caicedo. En 1968, Fred Hampton era el carismático líder del partido Black Panther Party, en Chicago, Illinois, que contaba con un séquito de seguidores fieles, convencidos de su lucha y dispuestos a cuidar de su líder para salvar a su gente.   Con una personalidad tan fuerte libre en la calle, hablando de cerca con la gente segregada por el Estado, el FBI no se sentía seguro, y con su pensamiento racista predominante, estaba dispuesto a hacer lo que fuera para disolver el movimiento, por lo que tener un infiltrado que les diera la pista para acabar con ‘la fiesta’ era su mejor opción.     Judas y el mesías negro es la película del director estadounidense Shaka King, en la que relata el momento en que el asaltador William O’Neal se convirtió en un informante de la Policía del estado de Illinois, que logró hacer parte del grupo de guardaespaldas de Hampton, mientras que revelaba sus movimientos al agente Roy Mitchell.  El personaje de O’Neal, interpretado por Lakeith Stanfield

La liberación de la risa

Por Camila Caicedo En una época en que las mujeres estaban relegadas a ser amas de casa perfectas, esposas y madres dedicadas, Miriam ‘Midge’ Maisel, una joven neoyorquina que cumple con todos esos estándares, descubre que tiene un gran talento para la comedia de stand up, motivada por su prematuro divorcio. Para aprender mucho más sobre el negocio y dejar de lado ese mundo de cuento de hadas, clase alta y sumisión, se une a Susie Myerson, una ruda empleada de un bar, que se convierte en su representante, para así iniciar juntas una carrera, pese a que el hecho de ser mujer y trabajar en la noche, haciendo reír, no luzca muy bien, a finales de los 50. A partir de esta premisa, The Marvelous Mrs. Maisel, serie de Amazon Prime Video, estrenada en 2017, se encarga de resaltar a la independencia femenina y a la determinación como factores cruciales, no solo para sobrevivir a una ruptura, sino también para encontrar una voz propia, en un tiempo en el que aturdía el silencio. La guionista y