Ir al contenido principal

Unidos



Por: @kalosw

En un mundo donde la magia fue reemplazada por la tecnología; faunos, centauros, sátiros y toda clase de seres místicos viven en la abulia. A las hadas se les olvidó volar, los dragones actúan como animales domésticos y algunas bestias maravillosas, como la Mantícora, se han rendido al sistema capitalista. 

Sin embargo, dos elfos adolescentes, Ian y Barley, se enteran que en el pasado, su padre fue un mago, que antes de morir diseñó un plan para que lo regresaran a la vida por un día y así poderlos contemplar una última vez. Animados por conocer al ser que es parte de sus recuerdos más efímeros lanzan el hechizo, pero algo sale mal y tan solo consiguen revivirlo de la cintura para abajo. 

A partir de ese momento, el tímido Ian, uno de esos muchachos que se sonroja cuando le hablan a alguna chica, y su hermano mayor, el extrovertido Barley, uno de esos jóvenes impertinentes capaz de provocar una pelea sin darse cuenta, se ven inmersos en una aventura fantástica en la que deberán sortear innumerables desafíos, pero sobre todo, deberán conocerse a sí mismos.

Pixar, el estudio de animación más exitoso de la historia, deja a un lado las secuelas de sus  grandes películas, para volver al camino que lo hizo grande: una trama sencilla para cautivar al público infantil, profundas enseñanzas para conmover a los adultos, sumadas a personajes adorables, confundidos con su papel en la vida, que en medio de la adversidad, yerran, corrigen y aprenden.

Pero si todo ese cóctel de creatividad fuera poco, la cinta está en el pináculo de la animación, hasta el más insignificante de los detalles es admirable: el metal de los autos, el fuego, el agua y el pelo fueron recreados con la meticulosidad de un artesano.

Ni qué decir de los planos secuencias, especialmente el que abre la película, un viaje de color que narrativamente resume lo que el espectador se va a encontrar en los 102 minutos que dura el metraje.

Es una lástima que Unidos no haya contado con una campaña de expectativa más ambiciosa, ya que muchos desconocían de su existencia, lo cual se ha visto reflejado negativamente en las salas de cines, pero quienes han tenido la oportunidad de verla han redescubierto un poco de la magia de la vida.

Recomendación postcrédito: Por favor véala en 3D y en la pantalla más grande que pueda, no se va a arrepentir.



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Un acto sincero de bondad...

Por @kalosw Jesper es un joven holgazán y apático. A pesar de ser el heredero de una importante compañía del servicio postal no le interesa prepararse para manejar el negocio, así que su padre decide enviarlo a Smeerenburg, una isla en el círculo polar ártico, donde deberá instalar una oficina de correo y entregar, en el transcurso de un año, 6.000 cartas, de lo contrario no recibirá un solo centavo de la fortuna familiar.   Acostumbrado a comer en bandeja de plata y a dormir entre sábanas de seda, Jesper descubre que Smeerenburg es un pueblo gris, sin alegría, donde dos clanes, los Ellingboe y los Krum, están en conflicto desde tiempos inmemoriales, siendo tal la rivalidad que ni siquiera los niños son mandados a la escuela para que no se mezclen “con los engendros de los enemigos”.  En esa isla apartada del mundo, repleta de vecinos iracundos, helados, distantes y violentos, trata de ingeniárselas para cumplir con su misión, pero cada vez que lo intenta fracasa, pues a nadie le inter

Untarse de pueblo

Daniel Montavani, un escritor argentino que acaba de recibir el premio Nobel de Literatura, ha sido invitado a visitar Salas, el pueblo en el que nació y del que salió hace cerca de 40 años, sin nunca regresar, para recibir el título de ciudadano ilustre. Esta propuesta le genera curiosidad, a pesar del hastío que le producen los reconocimientos a su obra, y el largo tiempo que lleva sin escribir nuevo material, por lo que se dejará llevar por el instinto, para así reencontrarse con el lugar que le dio su primera inspiración. Óscar Martínez protagoniza El Ciudadano Ilustre, una película de 2016, en la que el drama y la comedia negra se combinan para presentar uno de los personajes más memorables del cine latinoamericano contemporáneo. Un hombre que se muestra cómodamente franco y mordaz, frío y desdichado, que se atreve a descubrir lo que ha pasado con su vida y la de sus coterráneos. El guion de Andrés Duprat se esmera por construir personalidades fuertes y definidas en

El hombre callado

“Cuídense del hombre callado, porque mientras otros hablan, él escucha; mientras otros actúan, él planea, y cuando ellos finalmente descansan, él ataca”, Anónimo. ¿Cuánto poder pueden tener los vicepresidentes? y ¿Qué tan responsables son de lo que sucede en sus gobiernos? Dick Cheney fue el 46º vicepresidente de Estados Unidos, compañero de fórmula de George W Bush, y uno de los estrategas republicanos más influyentes de los últimos tiempos, quien a pesar de no tener una figura visible en los medios de comunicación, sí estuvo detrás de muchas de las acciones más recordadas del gobierno que vio caer el World Trade Center. Adam McKay, el director conocido por su excelente uso del sarcasmo y su gusto por desvelar escándalos, se le midió a sacarlo del anonimato y presentar su ascenso al poder y lado más oscuro, en el drama político Vice, que aspira a ocho premios Óscar, entre ellos Mejor Película. La primera característica que salta a la vista desde el pri