Ir al contenido principal

5 grandes películas que devuelven la esperanza al género del terror


Por @kalosw.

Por alguna extraña razón, al ser humano le fascinan las historias que lo asustan, de esas que lo llevan a dudar si es oportuno salir a un pasillo oscuro, mientras las sombras de los enseres cotidianos proyectan las siluetas de criaturas horrendas en las paredes. 

Algo muy profundo, oculto en los genes, nos recuerda a los antepasados que tuvieron que sobrevivir en las tinieblas mientras las grandes bestias los cazaban. 

Quizás por esa razón tanto la literatura, como el cine se han esmerado tanto por construir mundos aterradores que despiertan la curiosidad y, a la vez, el temor por conocerlos. 

Cintas inolvidables como El exorcista, El resplandor, La cosa, Halloween o El bebé de Rosemary, por solo mencionar algunas, hicieron del género del terror una experiencia sublime, capaz de convencer a los espectadores de que existen las posesiones demoníacas, las manifestaciones sobrenaturales de las construcciones antiguas y hasta de que el diablo, en algún momento, buscará regresar a La Tierra engendrando a su propio hijo. 

Sin embargo, desde mediados de los 90, el terror y todos sus subgéneros involucionaron, los directores repitieron hasta el hartazgo las mismas fórmulas y las grandes casas productoras apostaron una y otra vez por tramas huecas, carentes de historias. La mejor fórmula de provocar un sobresalto se convirtió en la aparición inesperada del monstruo o villano, acompañada luego de un silencio incómodo que se rompe con un grito o estruendo. 

A muchos el cliché los aburrió y admitieron esas propuestas ya no como una excusa para esconderse debajo de las cobijas, sino para reír y burlarse de las decisiones que toman los personajes. De ahí que, en su momento, Scary Movie haya sido todo un éxito, puesto que aprovechó todos esos tópicos para exagerarlos hasta la parodia. 

Pero como no hay mal que dure cien años, el siglo XXI y especialmente en los últimos 5 años se ha evidenciado un resurgimiento del terror. Cintas que ya no se cimentan en los sustos básicos sino que apelan a temores profundos, que quizás durante la proyección en la sala no provoquen los repentinos sobresaltos, pero al final habrán generado un profundo estremecimiento. 

Desafortunadamente, como nada es perfecto, el público no ha terminado de aceptar esta nueva tendencia y no les ha ido tan bien en taquilla como se merecen, razón por la cual acá, pocos días antes del Halloween más atípico de la historia, queremos proponer un top de 5 películas de terror que le han dado un nuevo aire al género y que, si se les da la oportunidad, podrán dejar en la conciencia del espectador mucho más que un simple sobresalto. 


5. Huye - (Get out)


La ópera prima del director Jordan Peele es una crítica mordaz al racismo. A través de unas tremendas actuaciones, desde el primer instante se mete en la cabeza del público que estará tratando de comprender las sórdidas motivaciones que tiene una misteriosa secta para secuestrar a jóvenes afroamericanos. Del año 2017, Huye ganó el premio Oscar a Mejor Guion Original.


4. Un lugar en silencio - (A quiet place)


El director John Krasinski logra inmiscuirnos en un mundo postapocalíptico donde reina el mutismo, el peligro acecha y la vida humana se extingue por culpa de criaturas monstruosas hipersensibles al sonido. Intencionalmente nos desespera y, sin siquiera sospecharlo, aceptamos su premisa como una regla: callar como si los monstruos pudieran salir de la pantalla para atraparnos. La trama está centrada en una familia que está a punto de traer un nuevo bebé al mundo. Un lugar en silencio se estrenó en el 2018 y, de no ser por la pandemia de la Covid-19, en marzo se habría estrenado la secuela. 


3. Los Otros - (The others)



En el año 2000, el director español Alejandro Amenábar filmó uno de los grandes clásicos del terror de este siglo: Los otros. Ambientada en la etapa posterior a la Segunda Guerra Mundial, cuenta la historia de Grace Stewart, cuyos 2 pequeños hijos tienen una extraña enfermedad que les impide estar expuestos a la luz. A  esa vivienda antigua llegan tres sirvientes que se ofrecen para llevar las labores del hogar, mientras unos visitantes extraños se manifiestan. Protagonizada por la increíble Nicole Kidman, Los otros es esa clase de película capaz de sorprender a la persona más atenta. 


2. El legado del diablo - (Hereditary)



Si hay algo que sostiene la aterradora historia de Hereditary es la genial actuación de Tony Collet, una australiana de 46 años, que convence a su familia de la posibilidad de comunicarse con los seres queridos aún por encima de la muerte. Durante la primera parte de la película, el director se encarga de echar los cimientos para soltarlos, narrativamente hablando, de forma cuidadosa, hasta un final dramático, inesperado y poco alentador. 


1. La Bruja - (The witch)


Al igual que El Legado del Diablo, La Bruja se estrenó en 2018, consiguiendo revivir en muchos la pasión por el género. En este caso el director Rodger Egerds nos transporta a la Nueva Inglaterra del siglo XVII, para acompañar a una familia que ha sido desterrada de su pueblo, por sus arraigadas creencias religiosas. En medio del bosque, a plena luz del día, un  bebé desaparece de las manos de su hermana, provocando una tragedia al interior del grupo familiar. Una historia simple, que no apela al susto fácil, sino que se esmera por construir un contexto aterrador, capaz de arrebatarle el sueño al más valiente. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Una cosecha extraña y amarga

  Por Camila Caicedo Billie Holiday fue una reconocida cantante de jazz estadounidense que, a pesar de los prejuicios raciales de la primera mitad del siglo XX, logró cautivar a un público diverso: negros, blancos, hombres y mujeres, que la adoraban al verla pisar el escenario. Sin embargo, Billie estaba en la mira del FBI, por culpa de su canción más famosa, Strange fruit, la cual describe cómo eran los linchamientos de afroamericanos, en esa época, los cuales no eran condenados por el Estado, y la convirtieron en una víctima de la censura y la persecución federal, hasta el final de su vida.  The United States vs. Billie Holiday es la película que relata, a través de diversas vivencias de la cantante, la manera en que esta fue acosada por la policía, a partir de finales de la década del 40 y hasta 1959, cuando falleció por cirrosis, con esposas en el tobillo e incriminaciones judiciales.  En sus primeros minutos, esta propuesta, disponible en Prime Video, relaciona al espectador con l

Carpe Diem: Alguna razón para vivir

@kalosw Toda su vida Joe Gardner ha soñado con ser una estrella del jazz. A sus 40 años lo único que ha conseguido es ser maestro provisional en una escuela donde los muchachos carecen de pasión por la música. Trata de inspirarlos, no lo consigue. Su vida transcurre en torno a esa rutina tediosa, abúlica que se esfuma entre bostezos.  La situación cambia el día en que recibe dos noticias, primero le proponen vincularlo de tiempo completo a la escuela: más dinero y estabilidad laboral a cambio de lo que considera anclarse definitivamente a un empleo sin gracia. Segundo, un viejo alumno lo invita a presentar una prueba para tocar el piano con una de las grandes estrellas de la música jazz en el ambiente neoyorquino, Dorothea Williams. Acepta y frente ella, Joe entra en un estado de trance mágico, la manifestación de su talento en el máximo nivel, así que es contratado para tocar esa misma noche. Al menos por una vez podrá demostrar ante el público el gran músico que es y, quizás, dar el

Tragar

Por Camila Caicedo La vida perfecta o la soledad disfrazada de perfección. Pareciera que, para la mujer, la vida de cuento de hadas casi siempre está acompañada de largos suspiros mirando al infinito, con nada más que vacío a su lado. Eso se hace evidente en numerosas producciones que exploran la zozobra de la apariencia, para después explotar en mil pedazos, como una olla a presión que no resiste más. Swallow, de 2019, es una película en la que la belleza femenina contrasta con la frialdad de los espacios. Hunter, una joven casada con el heredero de una fortuna, pasa los días aislada en su lujosa casa, mientras espera la hora de la cena para ver a su marido. Al quedar embarazada, podría haber cumplido con todas las metas que se esperan de una esposa tradicional, sin embargo, esto desencadena en ella una manía: tragar elementos no comestibles, como tachuelas, pilas o clips, para sentirse poderosa.  Carlo Mirabella-Davis es el director de esta cinta estadounidense, la primera que dirige