Ir al contenido principal

Dallas Buyers Club




Ron Woodroof (Matthew McConaughey) es un vaquero machista, mujeriego pedante, alcohólico, rudo, malencarado y homofóbico, que un día es diagnóstico con Sida, una enfermedad que, para mediados de la década de los 80, era vista como exclusiva de la comunidad LGBTI.

Con su orgullo hecho pedazos y su salud en decadencia, decide someterse a una droga experimental llamada AZT, pero pronto se percata que no le está cayendo bien, que está muriendo más rápido de lo que esperaba. Desahuciado, sin esperanzas, busca ayuda en México y encuentra medicamentos alternativos que le permiten sentirse mejor. Entonces ve la posibilidad de montar un negocio lucrativo, suministrando medicamentos a otros enfermos que, como él, han perdido todas las esperanzas de enfrentarse a la muerte. 

Pronto, se recupera y se convierte en un astuto traficante de drogas, aunque antes, por las ironías de la vida, debe recurrir a Rayon (Jared Leto), un travesti que también sufre la enfermedad, y que se convierte en su socio estratégico. Junto a él, Woodroof evoluciona, pasa a transitar por los caminos del antihéroe, ya que su ambición lo lleva a izar las banderas del activismo. 

El Club de los Desahuciados o Dallas Buyers Club es una cinta dirigida por Jean-Marc Vallée, que está basada en la vida real de Woodroof. Cuenta con un guión excelente, sencillo y muy bien adaptado, y una dirección impecable que la encumbran como un drama fascinante y entretenido, aunque crudo y duro.

La película, de 117 minutos de duración, además, es una seria crítica al sistema de salud estadounidense, al mostrar cómo el gobierno (de ese país) protegió los intereses de la gran industria farmacéutica por encima de los derechos de los ciudadanos enfermos. 

Sin embargo, su punto más alto está en las actuaciones. Jared Leto, que ganó Óscar (mejor actor de reparto) por su gran interpretación de Rayon, nunca se siente impostado ni falso, por el contrario es muy femenina y entrañable, la cara opuesta del personaje principal. 

Pero, por encima de todo el elenco, está Matthew McConaughey, que para muchos era solo un galán de comedia romántica y que aquí demostró que es un actor de respeto. En su interpretación de Ron Woodroof, para evidenciar la decadencia del personaje perdió cerca de 20 kilogramos de peso, dándole realismo al escuálido protagonista, al que lleva magistralmente por una senda de grises, donde se ve despreciable y encantador. 

El Club de los desahuciados, del año 2013, es de esas cintas que, aunque pasaron desapercibidas en su momento, hoy siguen vigentes y en proceso de consolidarse como nuevos clásicos del séptimo arte. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Un acto sincero de bondad...

Por @kalosw Jesper es un joven holgazán y apático. A pesar de ser el heredero de una importante compañía del servicio postal no le interesa prepararse para manejar el negocio, así que su padre decide enviarlo a Smeerenburg, una isla en el círculo polar ártico, donde deberá instalar una oficina de correo y entregar, en el transcurso de un año, 6.000 cartas, de lo contrario no recibirá un solo centavo de la fortuna familiar.   Acostumbrado a comer en bandeja de plata y a dormir entre sábanas de seda, Jesper descubre que Smeerenburg es un pueblo gris, sin alegría, donde dos clanes, los Ellingboe y los Krum, están en conflicto desde tiempos inmemoriales, siendo tal la rivalidad que ni siquiera los niños son mandados a la escuela para que no se mezclen “con los engendros de los enemigos”.  En esa isla apartada del mundo, repleta de vecinos iracundos, helados, distantes y violentos, trata de ingeniárselas para cumplir con su misión, pero cada vez que lo intenta fracasa, pues a nadie le inter

Untarse de pueblo

Daniel Montavani, un escritor argentino que acaba de recibir el premio Nobel de Literatura, ha sido invitado a visitar Salas, el pueblo en el que nació y del que salió hace cerca de 40 años, sin nunca regresar, para recibir el título de ciudadano ilustre. Esta propuesta le genera curiosidad, a pesar del hastío que le producen los reconocimientos a su obra, y el largo tiempo que lleva sin escribir nuevo material, por lo que se dejará llevar por el instinto, para así reencontrarse con el lugar que le dio su primera inspiración. Óscar Martínez protagoniza El Ciudadano Ilustre, una película de 2016, en la que el drama y la comedia negra se combinan para presentar uno de los personajes más memorables del cine latinoamericano contemporáneo. Un hombre que se muestra cómodamente franco y mordaz, frío y desdichado, que se atreve a descubrir lo que ha pasado con su vida y la de sus coterráneos. El guion de Andrés Duprat se esmera por construir personalidades fuertes y definidas en

El hombre callado

“Cuídense del hombre callado, porque mientras otros hablan, él escucha; mientras otros actúan, él planea, y cuando ellos finalmente descansan, él ataca”, Anónimo. ¿Cuánto poder pueden tener los vicepresidentes? y ¿Qué tan responsables son de lo que sucede en sus gobiernos? Dick Cheney fue el 46º vicepresidente de Estados Unidos, compañero de fórmula de George W Bush, y uno de los estrategas republicanos más influyentes de los últimos tiempos, quien a pesar de no tener una figura visible en los medios de comunicación, sí estuvo detrás de muchas de las acciones más recordadas del gobierno que vio caer el World Trade Center. Adam McKay, el director conocido por su excelente uso del sarcasmo y su gusto por desvelar escándalos, se le midió a sacarlo del anonimato y presentar su ascenso al poder y lado más oscuro, en el drama político Vice, que aspira a ocho premios Óscar, entre ellos Mejor Película. La primera característica que salta a la vista desde el pri