Ir al contenido principal

Un bocado de acción con nombre propio: John Wick


Si usted es amante de las películas de acción, donde hasta el espectador tiene que agacharse para que pase la bala, John Wick resulta una excelente opción para ir a cine en esta temporada de vacaciones. 

La cinta, dirigida por el dúo conformado por David Leitch y Chad Stahelski, cuenta la historia de un asesino retirado, John Wick, que regresa para vengarse de un mafioso ruso que le robó el Mustang del 79’ y le mató al perro beagle, último regalo de la esposa, recién fallecida. 

Con una aceptable interpretación de Keanu Reeves en el papel principal, el resto del elenco o pasa desapercibido, como es el caso de William Defoe, o simplemente carece de la fuerza interpretativa para hacer del thriller una historia más verosímil. 

Del filme se puede destacar su pequeña dosis de humor negro, que parece una burla soterrada a las películas de acción; las coreografías de los asesinatos; y que cumple con su función de entretener, gracias al ritmo narrativo ágil y a la excelente banda sonora.

Quizás el gran problema de la película es que el personaje principal no cuenta con una motivación creíble para desatar tal nivel de furia asesina. Los pocos minutos que aparece el perro en pantalla no son suficientes para concebir un vínculo afectivo entre ambos, y su muerte resulta tan previsible que por eso está resumida en la sinopsis oficial.  

El otro gran desacierto es que no cumple con las expectativas que genera, primero porque anuncia un enfrentamiento épico entre dos asesinos expertos, pero termina en un encuentro decepcionante, y segundo, la tan anunciada venganza se resuelve en una secuencia insípida, para nada acorde con los 60 minutos previos, en los que se ve a Wick asesinando secuaces a diestra y siniestra.

Si usted es amante de películas conceptuales, de planos contemplativos, metáforas visuales e historias con alta carga dramática, mejor ahórrese la entrada y no vea John Wick; pero si quiere ir a entretenerse durante un buen rato, seguro la pasará bien viéndola, sí, a pesar de todo.



Título original: John Wick
Año: 2014
Duración: 96 minutos
País: EE.UU.
Género: Acción, Thriller
Fecha de estreno
Estados Unidos: 24 de Octubre 2014

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Las pequeñas cosas que arruinan todo

Por @kalosw Los Ángeles, California, década del 90. Es casi la medianoche, en una autopista desolada, una joven conductora se da cuenta de que algo no anda bien. La están siguiendo. Detiene su vehículo al lado de un motel ubicado al costado de la vía para pedir ayuda… grave error, todo está cerrado, no hay nadie que la pueda socorrer. Se esconde entre la hierba que rodea la parte trasera de la casa, casi no puede respirar, está tiritando, gritar es innecesario, quizás no hay nadie en varios kilómetros a la redonda. Trata de mirar a la carretera para comprobar si pudo evadir a su perseguidor, y no lo logró. Un camión se ha detenido junto a su auto y, desde su escondite, la joven observa que el conductor es un sujeto delgado, de botas negras, pero no le alcanza a ver el rostro. El tipo desciende del vehículo, con parsimonia, como midiendo cada paso. Se dirige hacia ella, es como un depredador que acaba de percibir el miedo de su presa y está a punto de devorarla… no hay manera de escapar

El hombre callado

“Cuídense del hombre callado, porque mientras otros hablan, él escucha; mientras otros actúan, él planea, y cuando ellos finalmente descansan, él ataca”, Anónimo. ¿Cuánto poder pueden tener los vicepresidentes? y ¿Qué tan responsables son de lo que sucede en sus gobiernos? Dick Cheney fue el 46º vicepresidente de Estados Unidos, compañero de fórmula de George W Bush, y uno de los estrategas republicanos más influyentes de los últimos tiempos, quien a pesar de no tener una figura visible en los medios de comunicación, sí estuvo detrás de muchas de las acciones más recordadas del gobierno que vio caer el World Trade Center. Adam McKay, el director conocido por su excelente uso del sarcasmo y su gusto por desvelar escándalos, se le midió a sacarlo del anonimato y presentar su ascenso al poder y lado más oscuro, en el drama político Vice, que aspira a ocho premios Óscar, entre ellos Mejor Película. La primera característica que salta a la vista desde el pri

Toy Story 4, un nuevo comienzo

Pixar nos engañó, después del final de Toy Story 3, nadie esperaba una cuarta parte de la saga. La historia del vaquero Woody y sus amigos había sido divertida, triste y nostálgica; luego de más de 15 años, daba la impresión que habían conseguido un cierre redondo a partir de la aparición de Bonnie, como la nueva propietaria de los juguetes, y de la conmovedora despedida de Andy. Pero cuando pensábamos que las aventuras de los juguetes habían finalizado, nueve años después, la casa productora nos presenta un nuevo capìtulo que, sin desprenderse totalmente de sus predecesores, da un giro inesperado a la franquicia y abre la puerta para un universo más grande que, incluso, podríamos llegar a ver en una futura serie.  Nos engañó, además, porque esta historia es mucho mejor de lo que prometían los avances, es divertida, emocionante y, por momentos, aterradora. De qué trata En su primer día de guardería, Bonnie crea con restos de basura a Forky, el cual se convi