Ir al contenido principal

Figuras Ocultas




Una historia extraordinaria sobre tres mujeres negras que hicieron un aporte trascendental a la carrera de los Estados Unidos por conquistar El Espacio, pero que prácticamente habían sido ignoradas por la historia.

El director Theodore Melfi y los guionistas Melfi y Allison Schroeder recrean una historia real de la década del 60, cuando la lucha por los derechos civiles estaba en su apogeo, para mostrar, en ‘la era Trump’, el daño que le hacen a la sociedad las legislaciones discriminatorias contra las minorías raciales.

Quizás por eso, por realizar una defensa frontal de las minorías es que Hidden Figures fue nominada en la categoría de Mejor Película de los Premios Óscar, ya que, a pesar de ser una buena cinta, con una historia entretenida, no estaba a la altura de las demás aspirantes.

Fue una candidata políticamente correcta de los miembros de la academia para apaciguar la tormenta de críticas que se desataron en la ceremonia 2016 por no haber tenido en cuenta a actores de raza negra, a pesar de las grandes interpretaciones que hubo.

No estaba a la altura porque es muy superficial; aunque aborda un tema muy interesante, no lo profundiza más allá de un par de escenas refleja la dramática situación de una mujer negra trabajando en un área exclusiva para blancos, y prefiere desviarse por la parte rosa, por las relaciones de pareja, que no aportan al conflicto principal.

Si bien las actuaciones de Taraji P. Henson como Katherine Johnson, Octavia Spencer como Dorothy Vaughan y Janelle Monáe como Mary Jackson logran complementarse, ninguna trasciende ni se queda en el recuerdo. Spencer fue nominada para cumplir con una cuota.

Por el contrario, Kevin Costner como Al Harrison, director del Grupo de Tarea Espacial, realiza una excelente actuación, le da matices suficientes a su personaje para llevar al público a preguntarse si en realidad es o no un racista. Él protagoniza una escena memorable,  de las pocas que conmueven.

Kirsten Dunst como Vivian Mitchel es otro punto destacado, se sale de su molde, de su zona de confort y por momentos es irreconocible.

Jim Parsons como Paul Stafford, es Sheldon Cooper, sin la gracia de The Big Bang Theory. Le costará mucho desencasillarse de ese papel.


Figuras Ocultas es una buena película para disfrutar en un domingo por la tarde y olvidarla al lunes por la mañana.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El hombre callado

“Cuídense del hombre callado, porque mientras otros hablan, él escucha; mientras otros actúan, él planea, y cuando ellos finalmente descansan, él ataca”, Anónimo.
¿Cuánto poder pueden tener los vicepresidentes? y ¿Qué tan responsables son de lo que sucede en sus gobiernos?
Dick Cheney fue el 46º vicepresidente de Estados Unidos, compañero de fórmula de George W Bush, y uno de los estrategas republicanos más influyentes de los últimos tiempos, quien a pesar de no tener una figura visible en los medios de comunicación, sí estuvo detrás de muchas de las acciones más recordadas del gobierno que vio caer el World Trade Center.
Adam McKay, el director conocido por su excelente uso del sarcasmo y su gusto por desvelar escándalos, se le midió a sacarlo del anonimato y presentar su ascenso al poder y lado más oscuro, en el drama político Vice, que aspira a ocho premios Óscar, entre ellos Mejor Película.
La primera característica que salta a la vista desde el principio, y que ha sido muy comentada …

Cicatrices compartidas I: Javier Bardem

Ponerle un nuevo rostro a un ícono pareciera el desafío más grande de un cineasta. Cambiar la idea sobre un personaje, la imagen mental de un nombre y crearle una mirada diferente a un mismo vestido, dándole una personalidad definida, pero similar a la que se supone es suya, convirtiéndolo en un ente más radical, cercano a la muerte y a su disfrute.

Javier Bardem, el actor español ganador de un Oscar a Mejor Actor de Reparto, ya se ha acercado a esa muerte, la ha gozado y reclamado. La ha tenido tan cerca como la brisa que mueve las hojas o como el oxígeno comprimido que atraviesa una frente.

Ha cambiado de rostro y peinado, sin temor a transformarse en un villano despiadado, en el rival del agente secreto más famoso del mundo y en un hombre que atrae el caos a su paso sin ningún remordimiento.

Le ha dado vida al cerebro que desea dejar de pensar, que solo razona sobre la libertad y el trauma de caer en la superficie adentrándose en la profundidad de los problemas existenciales de quien …

De Deadpool 2 a TOC TOC

Una tarde reciente de mayo vas a cine, entras a ver el estreno de la semana: Deadpool 2, otra historia del mercenario que se desfiguró y se hizo inmortal, tras someterse a un tratamiento experimental para curar el cáncer.

La sala está medio vacía, aunque es la cinta más publicitada en toda la semana, el auditorio no se va a llenar. Luego de muchos comerciales y pocos avances, por fin, comienza. Transcurren solo unos segundos y ya el público ríe a carcajadas. Los comentarios sarcásticos, las escenas de acción con violencia explícita y esa habilidad del antihéroe para romper la cuarta pared en momentos inoportunos son los culpables de que no se detengan.
A pesar de que la historia está dando tumbos sin encontrar un camino claro por dónde avanzar, los espectadores disfrutan de la irreverencia de Wade Wilson, nombre de pila de Deadpool, en cuya naturaleza está saber que es un personaje ficticio, con personalidad inestable, que en todo momento está haciendo referencias sobre la cultura popul…