Ir al contenido principal

Diez grandes películas que nos dejó el 2017

Decir que son las mejores películas del año pasado sería pretencioso e injusto; aún falta mucho por ver y cualquier apreciación, por su naturaleza misma, es subjetiva. Así que este es solo un espacio para compartir, para sugerir películas que por su historia, efectos, estructura narrativa, interpretaciones o banda sonora, tienen una alta posibilidad de sorprenderlo, conmoverlo, emocionarlo, aterrarlo o alegrarlo. Eso sí, no necesariamente tenemos que estar de acuerdo, pero quizás coincidamos en que estas películas, de una forma u otra, marcaron el año que acaba de culminar.

10. La mujer maravilla


No es la tradicional película de superhéroes, es la historia de cómo una mujer se enfrenta por primera vez a las pasiones que mueven al mundo. Con ternura y mucha inocencia, Diana Prince debe aprender cuan bajo puede llegar la mezquindad humana o hasta qué punto hay seres capaces de sacrificarse por amor. Trama simple, momentos divertidos y mucha química entre los protagonistas hacen de La Mujer Maravilla una gran experiencia.

9. It


It es una aventura juvenil, con visos de drama y suspenso, que tuvo su gran punto a favor en la construcción de personajes, siete niños que, mientras trataban de vencer al maléfico Pennywise, se ganaron el aprecio de muchos espectadores por su carisma y naturalidad.

El director argentino Andrés Muschietti realizó una puesta en escena original con planos secuencias y efectos prácticos que le dieron credibilidad a la historia.

En esta ocasión el buen recuerdo que teníamos de la miniserie de los años 90 fue enaltecido y superado.

8. Los Meyerowitz


Película escrita y dirigida por Noah Baumbach, es una excelente comedia dramática que plasma las relaciones disfuncionales de una familia de Nueva York.

Cuenta con un guion sólido que no busca complacer al espectador con un desenlace esperanzador, sino que transmite muy bien la crudeza de la vida, que, por lo general, suele ser inclemente, despiadada.

Su narrativa, con acercamientos repentinos, cortes bruscos entre planos, diálogos donde los personajes no se escuchan, sino que solo esperan su turno para hablar (como en la vida real), recuerdan los dramas de Woody Allen; mientras que los encuadres y algunos movimientos llevan a pensar en el gran Wes Anderson.

Quizás se trate de la mejor cinta que, hasta la fecha, ha lanzado la plataforma Netflix.

7. Huye


Basta con decir que se trata de una de las mejores cintas de suspenso que se ha filmado en los últimos años, con un guion muy bien construido, mordaz a la hora de plantear las tensiones raciales de la sociedad estadounidense, y sutil al momento de establecer los detalles que van desvelando los misterios.

La historia se complementa con una fotografía original, que no cae en los clichés del género, y con una banda sonora que aumenta o disminuye la tensión de las secuencias.

Daniel Kaluuya, recordado por haber protagonizado uno de los capítulos de la tercera temporada en la aclamada serie Black Mirror, logra una excelente interpretación, que le hace sentir al espectador el temor, la desesperación y el odio.

6. Your Name


El ánime japonés no podría quedarse por fuera de este listado. Cada año tiene propuestas más sorprendentes que refrescan el género y transmiten la riqueza cultural de un gran país. Your Name cuenta la historia de dos adolescentes (un chico y una chica) que, sin conocerse, misteriosamente empiezan a cambiar de cuerpo, y deben aprender a asumir cada día los retos que implican ser ese otro.

Es una historia de amor donde el tiempo gira, se enreda, se rompe y luego se vuelve a unir para regalarnos un final inesperado. Todo enmarcado en unos dibujos hermosos que parecen sacados de un sueño.  

5. Logan


Desde Batman: el caballero de la noche, no se había especulado tanto alrededor de una cinta de supehéroes que pudiera ser nominada a mejor película en los Premios Óscar. Y es que Hugh Jackman se despidió con altura del papel que lo consagró como una estrella.

La historia de un decaído Logan en un viaje por rescatar al profesor Xavier y a la última esperanza de la raza mutante, se constituye en una aventura memorable, llena de dolor y angustia.

4. Dunkerque


Por el manejo de la iluminación, por los encuadres, por los efectos especiales (prácticos y convincentes) y por la increíble puesta en escena, Dunkerque está entre las películas que se recordarán por muchos años.

Sin embargo, su punto más alto no es el qué, sino el cómo. El gran director Christopher Nolan nos muestra un suceso histórico desde tres puntos de vista diferentes, desde tres escenarios distintos, desde tres momentos lejanos y aun así todo se siente armónico, sincronizado con sutileza y maestría.

3. La guerra del planeta de los simios


A partir de un guion bastante sólido y la magnífica interpretación del actor Andy Serkis, el director Matt Reeves desarrolla una excelente historia en la que sumerge al público en la lucha que tiene que afrontar César entre la bondad y la venganza; entre liberar humanos como un gesto de paz y asesinar a simios; entre decidir acompañar a su especie en un viaje en busca de un lugar más pacífico o abandonarla para conseguir su objetivo personal.

La cinta va de menos a más, pero no es lenta, cada escena tiene una justificación clara dentro del argumento y cada personaje secundario aporta elementos que consolidan el objetivo de explicar cómo fue que La Tierra pasó a ser dominada por simios.

Por supuesto, los efectos especiales merecen una mención de honor, su calidad es indiscutible y, en gran medida, contribuyen a la verosimilitud de la historia. La combinación del CGI con las grandes interpretaciones mantienen al espectador al vilo, esperando una nueva sorpresa en cada instante.

2. Coco


Coco es una película completa, redonda, que te hará reír, que te va a sorprender y, sin duda, te hará llorar. Al adaptar una de las tradiciones más hermosas de la cultura mesoamericana, como lo es el Día de Muertos, consigue avivar la fascinación que el mundo entero tiene por los insondables misterios del más allá. ¿Quién no quisiera tener la oportunidad, aunque fuera por una sola vez, de encontrarse con aquellos seres que amó, pero que se le adelantaron en el camino?

El guion es simple, contundente, tiene muy claro el mensaje que quiere transmitir y un par de giros insospechados que lo convierten en la piedra angular de hermosa travesía animada. Los personajes están muy bien construidos, son sólidos, con las motivaciones bien establecidas.

En cuanto a la animación, técnicamente es maravillosa, el nivel de detalle en los gestos de las personas, en las expresiones de las calaveras nunca antes se había visto en película animada.

1. La mujer del animal


Es un documento audiovisual que trasciende, que toca fibras y denuncia, sin ambages, el maltrato que tienen que enfrentar muchas mujeres en los barrios más pobres de este país.

La trama transcurre a mediados de la década del 70’, en el barrio Uno de Medellín, donde Amparo, una jovencita de 18 años, es secuestrada por un ladrón, asesino y violador de niñas al que todos reconocen con el remoquete del Animal.

La cinta resume los siete años de infierno que vive Amparo. Las reiteradas violaciones, las tundas, los celos sin sentido, las arrastradas del pelo, los insultos, las bofetadas, las patadas y la confinación a un rancho de tablas y plástico, donde no tiene dónde dormir, ni muchos menos qué comer.

Durante los 120 minutos de duración, no hay respiro para el público que, escena tras escena, se irá llenando de odio, de ira, de ganas de querer hacerle pagar al Animal todos los vejámenes que le hace pasar a Amparo. Ni siquiera el desenlace es suficiente para sentir alivio. No, al final se siente el corazón arrugado, el alma dolida y la impotencia por no haber podido hacer nada.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Un acto sincero de bondad...

Por @kalosw Jesper es un joven holgazán y apático. A pesar de ser el heredero de una importante compañía del servicio postal no le interesa prepararse para manejar el negocio, así que su padre decide enviarlo a Smeerenburg, una isla en el círculo polar ártico, donde deberá instalar una oficina de correo y entregar, en el transcurso de un año, 6.000 cartas, de lo contrario no recibirá un solo centavo de la fortuna familiar.   Acostumbrado a comer en bandeja de plata y a dormir entre sábanas de seda, Jesper descubre que Smeerenburg es un pueblo gris, sin alegría, donde dos clanes, los Ellingboe y los Krum, están en conflicto desde tiempos inmemoriales, siendo tal la rivalidad que ni siquiera los niños son mandados a la escuela para que no se mezclen “con los engendros de los enemigos”.  En esa isla apartada del mundo, repleta de vecinos iracundos, helados, distantes y violentos, trata de ingeniárselas para cumplir con su misión, pero cada vez que lo intenta fracasa, pues a nadie le inter

El abogado del mal

Richard Ramsey es un abogado que siempre pierde. En su historial de juicios no se encuentra ninguno exitoso, y él mismo lo reconoce. Su nuevo cliente es el hijo adolescente de una pareja amiga, principal sospechoso del asesinato a sangre fría de su padre, y que desde el inicio del proceso no ha querido decir nada. Con muchos factores en su contra: huellas dactilares en el cuchillo y una confesión en el lugar de los hechos, Ramsey tiene el deber de conseguir la pena mínima para el joven, a costa del historial maltratador del padre y de cualquier vacío que detecte en el argumento rival. Keanu Reeves y Renée Zellweger protagonizan The Whole Truth o, su mal logrado título en español, El Abogado del Mal, que desde el primer momento será asociada con El Abogado del Diablo, de 1997, para desvelar poco a poco una historia mucho más monótona. La corte es el escenario casi permanente del filme, en el que se recrean los elementos de un juicio: el discurso de cada uno de los legistas

Untarse de pueblo

Daniel Montavani, un escritor argentino que acaba de recibir el premio Nobel de Literatura, ha sido invitado a visitar Salas, el pueblo en el que nació y del que salió hace cerca de 40 años, sin nunca regresar, para recibir el título de ciudadano ilustre. Esta propuesta le genera curiosidad, a pesar del hastío que le producen los reconocimientos a su obra, y el largo tiempo que lleva sin escribir nuevo material, por lo que se dejará llevar por el instinto, para así reencontrarse con el lugar que le dio su primera inspiración. Óscar Martínez protagoniza El Ciudadano Ilustre, una película de 2016, en la que el drama y la comedia negra se combinan para presentar uno de los personajes más memorables del cine latinoamericano contemporáneo. Un hombre que se muestra cómodamente franco y mordaz, frío y desdichado, que se atreve a descubrir lo que ha pasado con su vida y la de sus coterráneos. El guion de Andrés Duprat se esmera por construir personalidades fuertes y definidas en