Ir al contenido principal

Entre navajas y secretos: cuando el misterio atrapa


  @Kalosw

El aclamado y millonario escritor de novelas de misterio Harlam Thrombey ha muerto. Falleció en la noche del 8 de noviembre posterior a la fiesta de su cumpleaños número 85, celebrada en su mansión, localizada en el campo. Se suicidó cortándose la garganta o, al menos, eso parece. Alguien en la familia, sin identificar, ha contratado a Benoit Blanc, un investigador privado de gran renombre, para que averigüe las verdaderas causas de la muerte del magnate.  

Cuatro de los sospechosos fueron invitados a la fiesta y tuvieron inconvenientes con el viejo esa misma noche: Richard, esposo de la hija mayor de Harlam, fue confrontado por adúltero. Joni, viuda de otro de los hijos, fue expuesta por robarle. Walt, el hijo menor, fue despedido de la editorial familiar por tomar decisiones sin su consentimiento y Ramson, el mayor de los nietos, salió enfadado de la fiesta por razones desconocidas.  

En medio de este entramado de intriga y secretos, está Martha Cabrera, una inmigrante latina que trabajaba como enfermera personal del escritor, en los últimos años, y se había convertido en su gran amiga y confidente.    

Martha sufre una rara condición, no puede mentir porque la sola idea de hacerlo le provoca un vómito incontenible, así que el investigador privado se aprovechará de ella para indagar en la vida familiar e ir descubriendo las pistas que le ayuden a resolver los enigmas: ¿Fue realmente un suicidio?, ¿Fue un asesinato?, ¿Quién y por qué lo hizo? y, el más importante: ¿Quién y por qué lo contrató? 

Esta es la trama que el escritor y director Rian Johnson plantea en su película Knives out o, como se le conoce en Latinoamérica, Entre navajas y secretos, uno de los mejores filmes del 2019, que recibió varios merecidos reconocimientos en la pasada temporada de premios, no solamente por el guion meticulosamente construido, capaz de comprometer al espectador en la resolución de esa, serie de incógnitas, como si estuviera participando de un juego de mesa, sino por la dirección, que apela a la construcción del misterio, a través de la puesta en escena de varias secuencias desde diversos puntos de vista y un montaje creativo, donde juega con el tiempo interno de la historia para sutilmente engañar al espectador. 

Al mejor estilo de las obras literarias de Agatha Christie, de la cual el investigador es un claro homenaje a Hércules Poirot, Johnson ejecuta una técnica infalible y es que al minuto 43, faltando más de una hora y media para la conclusión, cuando el espectador está metido en la historia, se ha divertido con algunas secuencias y se ha encariñado con los personajes, desvela gran parte del misterio inicial al descubrir cómo fue la muerte de Harlam o, al menos, eso parece. Mientras tanto se descubre un afán de toda la familia por quedarse con los millones de la herencia. En ese momento, ya no hay forma de despegarse de la historia, se ha caído en la trampa del director.  

Entre navajas y secretos está protagonizada por un elenco coral de gran trayectoria, un elemento indispensable para poder conseguir que la historia fluya y convenza de principio a fin: entre los más importantes están: Daniel Craig -famoso por protagonizar la última saga de James Bond-; Chris Evans -el capitán América en las películas de Marvel-; Ana de Armas; Jaimie Lee Curtis, Michael Shannon, Don Johnson, Tonni Collette y la actuación especial de Christopher Plummer como el millonario escritor. 

Knives Out, que está disponible en la plataforma de suscripción paga de Amazon, está dirigida a todo el público, el cual, en su mayoría, disfrutará dejándose atrapar por el misterio. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La asistente

El escándalo estalló en octubre de 2017, más de 80 mujeres señalaron a Harvey Weinstein, uno de los hombres más influyentes de Hollywood, de haberlas acosado, agredido o violado sexualmente.  Durante 3 décadas, Weinstein solía aprovecharse de su posición dominante en las productoras Miramax o The Weinstein Company para invitar a jóvenes actrices o modelos a una habitación de hotel u oficina con el pretexto de discutir de posibles papeles en nuevas películas, pero les exigía masajes o relaciones sexuales para darle un impulso a sus carreras, cabe anotar que las mujeres que se negaron desaparecieron del radar de las nuevas producciones.  Luego de que varios de los medios de comunicación más importantes en Estados Unidos dieran a conocer los hechos, Weinstein fue despedido de su propia compañía, aunque toda la industria conocía de sus prácticas desde hacía mucho tiempo, incluso antes de que salieran a la luz pública.  Gracias a las mujeres que se atrevieron a denunciar, en todo el mundo o

Catarsis maternal

Por Camila Caicedo. Pablo Larraín es uno de los directores latinoamericanos que más me ha impactado con su obra. Películas basadas en hechos reales como No , de 2012, y Neruda , de 2016, retratan, a manera de hazaña heróica, situaciones políticas e históricas del Chile del siglo XX, y mi favorita, El club , de 2015, hace una crítica mordaz a la iglesia católica, por medio de un thriller inquietante y, en cierta medida, aterrador. Para este año, ya se había anunciado el estreno de Ema, la nueva cinta del director. Sin embargo, por las circunstancias, la película debió cambiar de pantalla para llegar a su público, y plataformas como Onda Media, solo disponible para Chile, y Mubi, con servicio a nivel mundial, anunciaron su premier gratuita. Así fue como el viernes 1 de mayo conocí a Ema, una joven bailarina de danza contemporánea, que vive cautiva de la culpa por haber devuelto al hijo que había adoptado, luego de que este le quemara la cara a su hermana. A modo de

El médico africano

@kalosw Tras el asesinato de George Floyd, el ciudadano afroamericano cuya muerte desató la ira del pueblo estadounidense,  Spike Lee afirmó, en una entrevista para la BBC, que “el racismo ya era una pandemia global antes del coronavirus”.  A lo largo de su extensa filmografía, Lee ha denunciado la represión, la desigualdad y las injusticias cometidas contra las comunidades negras de los Estados Unidos. El gran director neoyorquino no solo ha impactado al mundo con la crudeza de sus historias sino que ha reivindicando la lucha por los derechos civiles, sin disfrazar la verdad ni dar por sentadas soluciones vacías a un problema que la humanidad ni siquiera ha terminado de dilucidar. Luego de ver una de sus películas, el espectador suele sentirse como si acabara de recibir una bofetada que trata de despertarlo del letargo, de la pasividad ante la existencia; una cachetada que no busca agredir, sino ayudar a alguien a volver en sí. Por esa influencia de Lee es que