Ir al contenido principal

Tragar



Por Camila Caicedo

La vida perfecta o la soledad disfrazada de perfección. Pareciera que, para la mujer, la vida de cuento de hadas casi siempre está acompañada de largos suspiros mirando al infinito, con nada más que vacío a su lado. Eso se hace evidente en numerosas producciones que exploran la zozobra de la apariencia, para después explotar en mil pedazos, como una olla a presión que no resiste más.

Swallow, de 2019, es una película en la que la belleza femenina contrasta con la frialdad de los espacios. Hunter, una joven casada con el heredero de una fortuna, pasa los días aislada en su lujosa casa, mientras espera la hora de la cena para ver a su marido. Al quedar embarazada, podría haber cumplido con todas las metas que se esperan de una esposa tradicional, sin embargo, esto desencadena en ella una manía: tragar elementos no comestibles, como tachuelas, pilas o clips, para sentirse poderosa. 

Carlo Mirabella-Davis es el director de esta cinta estadounidense, la primera que dirige en solitario, en la que el suspenso está presente en cada escena, gracias a la inquietante actuación de su protagonista, Haley Bennet; a la mezcla de planos generales con planos detalle y a la maravillosa fotografía, que incluso podría asemejarse con ver un film de Hitchcock.

Y es que esta película le permite al espectador adentrarse en la psiquis de su personaje principal, una joven tímida, de mirada nerviosa y palabras cargadas de condescendencia, que prefiere ‘tragarse’ cualquier impulso de autenticidad para encajar en el soberbio mundo de su familia política, y quien parece tener instantes de escape, únicamente cuando se lleva un elemento extraño a la boca, algo que suena simple, pero que llega a lucir aterrador.

El guion, escrito por Mirabella-Davis, y que según algunas entrevistas está inspirado en la vida de su abuela, avanza de una manera segura y apasionante, uniendo el terror psicológico con algunos elementos de crítica al rol impuesto a la mujer en la sociedad, al control que se ejerce sobre su cuerpo y sobre sus decisiones.

Visualmente es seductora. Cada una de sus escenas está minuciosamente cuidada para verse hermosa en pantalla, contrastando el placer con la incomodidad de presenciar aquello que perturba.

Así, Swallow, que traducida al español significa tragar o golondrina, es una oportunidad extravagante y cautivadora de conocer aquellos comportamientos que parecen imposibles, de entender los miedos que no vemos en los ojos de quienes lucen privilegiados, y de disfrutar el encanto de lo raro que, muchas veces, así nos haga fruncir el ceño, también nos puede embelesar. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La asistente

El escándalo estalló en octubre de 2017, más de 80 mujeres señalaron a Harvey Weinstein, uno de los hombres más influyentes de Hollywood, de haberlas acosado, agredido o violado sexualmente.  Durante 3 décadas, Weinstein solía aprovecharse de su posición dominante en las productoras Miramax o The Weinstein Company para invitar a jóvenes actrices o modelos a una habitación de hotel u oficina con el pretexto de discutir de posibles papeles en nuevas películas, pero les exigía masajes o relaciones sexuales para darle un impulso a sus carreras, cabe anotar que las mujeres que se negaron desaparecieron del radar de las nuevas producciones.  Luego de que varios de los medios de comunicación más importantes en Estados Unidos dieran a conocer los hechos, Weinstein fue despedido de su propia compañía, aunque toda la industria conocía de sus prácticas desde hacía mucho tiempo, incluso antes de que salieran a la luz pública.  Gracias a las mujeres que se atrevieron a denunciar, en todo el mundo o

El médico africano

@kalosw Tras el asesinato de George Floyd, el ciudadano afroamericano cuya muerte desató la ira del pueblo estadounidense,  Spike Lee afirmó, en una entrevista para la BBC, que “el racismo ya era una pandemia global antes del coronavirus”.  A lo largo de su extensa filmografía, Lee ha denunciado la represión, la desigualdad y las injusticias cometidas contra las comunidades negras de los Estados Unidos. El gran director neoyorquino no solo ha impactado al mundo con la crudeza de sus historias sino que ha reivindicando la lucha por los derechos civiles, sin disfrazar la verdad ni dar por sentadas soluciones vacías a un problema que la humanidad ni siquiera ha terminado de dilucidar. Luego de ver una de sus películas, el espectador suele sentirse como si acabara de recibir una bofetada que trata de despertarlo del letargo, de la pasividad ante la existencia; una cachetada que no busca agredir, sino ayudar a alguien a volver en sí. Por esa influencia de Lee es que

La causa

 Por Camila Caicedo. Las estudiantes del colegio Santa Inés, de Santiago, han iniciado una protesta para denunciar el acoso sexual del que han sido víctimas, por parte de uno de sus profesores. Con arengas y unión se rebelan al silencio y al miedo que ha querido infundirles el sistema e incluso las directivas de la institución católica, que solo acoge a los hijos de la élite y que no está de acuerdo con su movimiento.  En medio de las polémicas jornadas, Blanca Ibarra, una de las estudiantes líder de la revuelta, desaparece, y un video en el que está siendo abusada se filtra en Internet. Con este material tres oficiales de la Policía, todas ellas mujeres, empiezan a investigar el caso, descubriendo que este podría estar relacionado a un juego machista, conocido como La Jauría de Lobos, que se ha viralizado en Internet, entre jóvenes de toda la ciudad. Con esta interesante premisa, arranca La Jauría, serie chilena de Amazon Prime Video, que reúne a un elenco de estrellas, la mayoría rec